Bolatti encara el último tramo de la campaña electoral apremiado por graves dificultades

Los numerosos acreedores que se granjeó durante su breve pero tumultuoso paso por el mundo de los negocios lograron embargarle sus cuentas y podrían pedirle la quiebra.

Otros tiempos. Bolatti junto al ex ministro Julio de Vido.

A tres semanas de los comicios legislativos, la complicada situación que atraviesa el ex intendente Ezequiel Bolatti amenaza con hacerse pública. El primer candidato a concejal del Partido Justicialista tiene cuentas embargadas, deudas con el fisco, con proveedores y el propietario de la empresa que alquiló, e incluso suena fuerte una versión que asegura que se le pediría la quiebra en forma inminente. Bolatti habría traspasado la titularidad del negocio a su hijo Leonardo, quien figura ante la Afip como autónomo con Categoría 1 e ingresos no mayores a los 25 mil pesos y alquila un inmueble situado en calle Santa Fe donde debería funcionar la empresa pero que extrañamente se encuentra cerrado, mientras la actividad de la firma se desarrolla en el local que alquila su padre que, por otra parte, no se encuentra habilitado para funcionar.

Con el afán de recuperar parte de los fondos perdidos, algunos acreedores estarían tratando de detectar y embargar propiedades que familiares directos del ex intendente justicialista tendrían en las ciudades de Rafaela y Esperanza y que en realidad pertenecerían a él.

Bolatti anunció hace unos meses que se postularía como candidato a concejal tras incursionar en el mundo de los negocios con pobres resultados y graves perjuicios para la familia Cravero que le alquiló una empresa de venta de muebles y electrodomésticos. “Me había propuesto esperar un tiempo más para volver a la política. No pensaba hacerlo tan pronto. Hace poco iniciamos un negocio que hay que fortalecer”, respondió el ex intendente Ezequiel Bolatti, cuando se le preguntó si meditó mucho la decisión de presentarse como candidato a concejal. Esa no fue la primera vez que habló públicamente, aunque de manera superficial, sobre su rol de empresario en medios de comunicación, un tema delicado que muchos sunchalenses conocen mediante comentarios pero que la prensa no se anima a abordar en forma directa. Es que hasta el momento su paso por el mundo de los negocios no ha sido lo que se dice ejemplar.

Diciembre de 2015. Tras ver frustrada su reelección como intendente, Bolatti comenzó a buscar alternativas para convertirse en empresario. Sabía que la derrota del kirchnerismo lo dejaba prácticamente sin chances para insertarse en algún cargo de orden menor en la estructura burocrática nacional o provincial. La oportunidad no tardó en llegar de la mano de una conocida familia sunchalense emprendedora que logró posicionar una pyme en el competitivo rubro de equipamiento de muebles y electrodomésticos para el hogar.

Después de muchos años de trabajo, Avelino Cravero y su esposa Nelvis planeaban retirarse vendiendo su fondo de comercio a algún emprendedor de la ciudad que prosiguiera lo que ellos iniciaron y lograron consolidar con muchos años de esfuerzo y sacrificio. El ex intendente los sedujo con un rosario de promesas que formuló con su característico tono apacible, el mismo que hoy utiliza para tratar de reunir los votos necesarios para sentarse en una banca en el Concejo Municipal. El contrato de alquiler se firmó el 11 de enero de 2016, un día del cual la familia Cravero nunca se olvidará y del cual se arrepiente profundamente porque allí se inició el calvario que hoy soporta y del cual no logra salir.

Durante los primeros meses Bolatti y su esposa Carina Roa cumplieron con el pago del alquiler de 30 mil pesos del inmueble ubicado en calle Joaquín V. González 144. Sin embargo, en el mes de abril dejaron de hacerlo en forma regular, poniendo las excusas más inverosímiles. También comenzaron a dejar impagos tributos e impuestos, causando un perjuicio todavía mayor a los locadores.

Traslado de mercadería

El tema no quedó allí porque tras volver de sus vacaciones anuales, el matrimonio Cravero se enteró por los vecinos que Bolatti había trasladado sin ningún aviso previo una importante cantidad de mercadería a otro inmueble alquilado a nombre de un conocido abogado de la ciudad. La operación fue registrada por un amigo de la familia y forma parte de las pruebas recolectadas para llevar a cabo una eventual acción por daños ante la Justicia. Según los damnificados, en el video puede verse cómo se cargan muebles y electrodomésticos por valor de varios millones de pesos en un camión de grandes proporciones que curiosamente pertenece a un ex jefe comunal justicialista de la región.

Por ahora y ante la reiteración de los incumplimientos, la familia Cravero logró que la Justicia embargue cuentas del ex intendente y precandidato a concejal, aunque no descarta iniciar las acciones necesarias para obtener la restitución del inmueble que se encuentra arrendado hasta el mes de enero de 2019.

El perjuicio económico casi no se compara con los disgustos que viven los miembros de la familia Cravero desde hace más de un año y medio. El matrimonio reside detrás del local comercial y se ve obligado a ver al ex intendente casi todos los días, debiendo soportar su deliberada actitud impasible, como “si no pasara nada” y hasta incluso algunas burlas y provocaciones.

La familia Cravero nunca pensó que pasaría los primeros años de su retiro soportando las actitudes de quien pretende volver a ocupar una banca en el Concejo Municipal de la ciudad e incluso proyectarse desde allí hacia el cargo de intendente, reclamando irónicamente responsabilidad y compromiso cívico a su adversarios.

Respuestas a “Bolatti encara el último tramo de la campaña electoral apremiado por graves dificultades”

  1. vecina

    Oct 02. 2017

    Ahi esta. Soy amiga de la familia Cravero. Estuve en esos momentos con ellos. El daño moral y psicologico que les propino este señor no le llega ni a los tobillos del daño economico, que por cierto es millonario. Por fin alguien lo publica. Felicitaciones Fernando, siempre con lo que hay que tener. Ojo, te falto y lo agrego que podría haber una denuncia penal también. Y ademas los primeros 2 meses se lo veía frecuentemente al senador departamental, lo cual presuponía una participación del mismo en los negocios. En su desesperación el señor Avelino también le hablo. Desde ese día no se lo vio mas al funcionario.

    Reply to this comment
  2. Mario

    Oct 05. 2017

    Me resulta tremendo que una persona que se comporta asi se presente como si nada para ocupar una banca del consejo. Despues no nos quejemos si se roban todo y hacen grandes negocios. No olvidemos que trajo a Devido a Sunchales y lo trato como un estadista.

    Reply to this comment

Deje un comentario