El bochornoso día en que Ezequiel Bolatti declaró Huésped de Honor a Julio de Vido

“Es un gran honor para todos los sunchalenses acoger a tan digno mandatario nacional”, afirma el decreto que en marzo de 2015 firmó Ezequiel Bolatti declarando Huésped de Honor a uno de los funcionarios más cuestionados de la historia política contemporánea.

Bolatti y De Vido, con el decreto que declara al ex funcionario “huésped de honor”.

Apenas ocho meses antes de dejar el poder tras perder los comicios de ese año, el 27 de marzo de 2015, Ezequiel Bolatti firmaba el decreto 2391/15, uno de los hechos más bochornosos de la política sunchalense desde la recuperación de la democracia: la declaración de huésped de honor al ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido, uno de los funcionarios más comprometidos con la enorme red de corrupción que investiga la Justicia y que operó de manera impune durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

“Declárese Huésped de Honor de la ciudad de Sunchales, mientras dure su permanencia en ella, al Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, Arq. Julio de Vido”, dice el decreto rubricado por el entonces intendente municipal y actual candidato a concejal por el Frente Justicialista, y el entonces secretario de Coordinación y Gobierno, Gerardo Corroto. Además se ordena brindar “a tan ilustre visitante los honores de bienvenida correspondiente (sic) a su alta investidura”.

A esa altura de los acontecimientos resultaba imposible que Bolatti y Corroto pudieran desconocer la complicada situación judicial que sufría Julio de Vido y dos de sus subalternos directos, los ex secretario de Obras Públicas, José López, y de Transporte, Ricardo Jaime, ambos detenidos por causas de corrupción y defraudación contra la administración pública, además de otros delitos de gravedad.

Julio de Vido acumula una cantidad impresionante de denuncias y procesamientos por casos de corrupción que tuvieron lugar durante las tres presidencias del matrimonio Kirchner y que la Justicia investiga a través de distintos magistrados y fiscales de distintos fueros. Recientemente el PJ logró evitar su expulsión del Congreso de la Nación, aunque el ex ministro tiene cinco procesamientos, dos de los cuales ya han sido confirmados y se le sigue un juicio oral en la causa abierta por la denominada Tragedia de Once, en la cual ya fue condenado otro de sus subordinados directos, el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Las principales causas judiciales que lo tienen como imputado son las siguientes:

Tragedia Once: se trata de la causa por la muerte de 51 personas el 22 de febrero de 2012 en esa terminal ferroviaria. De Vido está procesado como coautor del delito de descarrilamiento y partícipe necesario del delito de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta.

Trenes chatarra: es la causa por la que ya fue preso el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. El juez federal Julián Ercolini lo procesó a De Vido por “administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública” por la compra de trenes a España y Portugal que resultó ser material inservible. La Cámara Federal confirmó el procesamiento. Está en condiciones de ser elevado a juicio oral.

Obra Pública: se investiga una asociación ilícita que concedió obra pública al empresario Lázaro Báez. Allí está procesada la ex presidenta Cristina Fernández como jefa de una asociación ilícita y De Vido fue parte de la banda “destinada a cometer delitos para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada” de los fondos asignados a la obra pública vial, “en principio, en la provincia de Santa Cruz”. La Sala I de la Cámara Federal debe revisar esa decisión.

Renegociación de contratos ferroviarios: el juez federal Sebastián Ramos lo procesó por incumplimiento de los deberes de funcionario público al no haber renegociado los contratos ferroviarios entre 2003 y 2010. La resolución tampoco fue revisada por la Cámara aún.

Subsidios a colectivos: fue el último de los procesamientos en su contra. El juez federal Claudio Bonadio encontró responsable al ex ministro de un desvío de más de 600 millones de pesos en subsidios y ordenó un embargo sobre sus bienes de 1.000 millones de pesos. Le prohibió, además, salir del país y lo obligó a presentarse en su juzgado el primer día hábil de cada mes. Consideró probado que la Secretaría de Transporte, que dependía de De Vido, entregó “sistemáticamente”, durante casi diez años, subsidios a empresas de colectivos por montos mucho más altos de lo que debían cobrar.

Hay otras causas judiciales que están en marcha, como la investigación sobre su patrimonio, la compra de gas licuado y dos causas en donde se analizan contratos firmados por obras en Río Turbio, en una de las cuales el fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero, la detención e indagatoria del legislador kirchnerista.

Una respuesta a “El bochornoso día en que Ezequiel Bolatti declaró Huésped de Honor a Julio de Vido”

  1. vecina

    Oct 17. 2017

    Y si. Entre pares se entienden. Esta semana va a haber novedades en el caso del comercio donde el ex intendente tuvo problemas transaccionales. Presentación de abogados de por medio, creo que a Ezequiel no le van a fiar un caramelo mas. Entra como cualquier hijo de vecino a un registro de deudores locales, provinciales y nacionales. Lindo representante para sentar en el concejo. Un tipo que no honra sus deudas menos honrara su palabra, supongo.

    Reply to this comment

Deje un comentario