Lifschitz inauguró la Planta de Desarrollo Fármaco-Técnico del LIF

“Santa Fe hoy puede mostrar un modelo distinto al resto de las provincias y al que se propone nacionalmente. Es un modelo que funciona hace años y avanza”, aseguró el gobernador.

La Provincia invirtió 25 millones de pesos en el laboratorio farmacéutico público.

El gobernador Miguel Lifschitz presidió este lunes la inauguración de la Planta de Desarrollo Fármaco-Técnico del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) en la ciudad de Santa Fe, obra que demandó una inversión de 25 millones de pesos del Estado provincial.

Esta planta permitirá desarrollar especialidades medicinales para el tratamiento de la tuberculosis, pudiendo convertirse a futuro en el potencial productor público de estos medicamentos para su distribución en todo el país. Asimismo, permitirá incrementar la capacidad de producción actual de comprimidos en un 50%.

Lifschitz afirmó que “hay pocos laboratorios públicos en la Argentina” y que “los medicamentos siempre han sido un negocio privado; lo saben muy bien los que están en el área de la salud”.

“El problema de los medicamentos como negocio es el altísimo costo. Dentro de los presupuestos de salud, después de los recursos humanos y del gasto en el personal, están los medicamentos como gran sector de inversión en los presupuestos públicos y también privados”.

Y agregó que es primordial “que los medicamentos que se necesitan estén para los grupos numerosos, para grupos reducidos o para enfermedades muy específicas para los cuales no hay un negocio atrás para fabricarlos. Por eso es tan necesaria la presencia del sector público o del Estado para fabricar medicamentos y garantizar el derecho integral a la salud”.

El gobernador dijo que “Santa Fe es parte de un modelo de salud, de un plan de desarrollo de la salud pública, de garantía de derechos y de prestación de servicios. Santa Fe hoy puede mostrar un modelo distinto al resto de las provincias y al que se propone nacionalmente. Es un modelo que funciona hace años y avanza con nueva infraestructura, mejorando la calidad de la atención médica y armonizando la red de salud para garantizar el acceso igualitario”.

“En este modelo, la producción de medicamentos es un eslabón fundamental y estratégico no solamente para proveer medicamentos al sistema de salud de la provincia de Santa Fe, sino que también al sistema nacional, marcando una pauta en costo y calidad”, concluyó Lifschitz.

Compromiso y honestidad

La ministra de Salud de la provincia, Andrea Uboldi, recordó que “el 24 de marzo fue el Día Mundial de la Tuberculosis, una enfermedad olvidada. Que nosotros contemos con producción pública de medicamentos tuberculostáticos nos pone en un lugar altísimo. Este no es un medicamento que se pueda comprar en la farmacia y su faltante hace que mucha gente no pueda curarse”.

Del mismo modo, destacó que “tener una red pública de medicamentos en permanente sintonía con el Ministerio de Salud y entender que estas son necesidades de la provincia, significa que este día es muy especial para nosotros”.

A su turno, el senador departamental y exministro de Salud de la provincia, Miguel González, subrayó que el LIF “es un orgullo de Santa Fe y de toda la República Argentina, ya que trabaja con compromiso y honestidad, lo que se ve reflejado en la calidad de los medicamentos que se producen”. Además, señaló que “la nueva planta va a permitir potenciar las tareas que se desarrollan a diario en el organismo”.

Participaron también los ministros de Obras Públicas, Pedro Morini; de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini; de Educación, Claudia Balagué; y de Medio Ambiente, Jacinto Speranza; la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese; y los directores del LIF, Diego Bruno, Jorge Stettler, Guillermo Cletti y Carlos Arques.

También estuvieron presentes el ex gobernador de la provincia, Hermes Binner; el coordinador del Gabinete, Juan Carlos Zabalza; los diputados provinciales Clara García, Julio Garibaldi y Jorge Henn; el concejal de Santa Fe, Emilio Jatón; el secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana; el fiscal de Estado, Pablo Saccone; y el decano de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Adrián Bonivardi, entre otras autoridades.

No hay comentarios

Deje un comentario