Lifschitz reclamó que se permita a la Justicia provincial intervenir en casos de narcomenudeo

“Llegó el momento de habilitar a la Justicia Provincial, al Ministerio Público de la Acusación y a los jueces de Santa Fe para investigar y perseguir penalmente a quienes trafican drogas en el escalón que habitualmente llamamos narcomenudeo”, afirmó.

El gobernador Miguel Lifschitz participó de la apertura del periodo de sesiones ordinarias de la Legislatura santafesina.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dejó inaugurado este martes el 136º período de sesiones ordinarias de la Legislatura, tras pronunciar el mensaje de apertura. “El siglo XXI, es el siglo de la economía del conocimiento, del valor agregado y de los servicios y también de la diversidad. Cuánto más diversificada es una economía, se hace más fuerte e innovadora. En una economía globalizada de grandes jugadores también es posible pensar una economía a escala humana, a escala local y nacional. Una economía de pymes, de cooperativas, de empresas recuperadas, de empresas sociales, de centros comerciales a cielo abierto, de ferias y de emprendedores”, aseguró el gobernador.

“Estamos de acuerdo en que hay que reducir el déficit fiscal y bajar la inflación. Y eso sólo es posible poniendo en marcha las fuerzas productivas. Estoy convencido de que el país tiene que priorizar el crecimiento de la actividad económica y del empleo como objetivos prioritarios. Los demás objetivos debieran subordinarse a éste. El desarrollo productivo debe ser un pilar fundamental para construir una sociedad más equitativa y con igualdad de oportunidades, una sociedad más inclusiva, más moderna y una economía más competitiva”, afirmó Lifschitz.

Lifschitz hizo hincapié en la necesidad de hacer intervenir a la Justicia santafesina en la lucha contra el narcotráfico, específicamente en casos de narcomenudeo, algo que hoy le está vedado y es competencia exclusiva del fuero federal.

“Desde que iniciamos la gestión nos propusimos abordar el fenómeno de manera multidimensional, asumiendo que es un problema complejo que requiere un trabajo coordinado de distintas áreas del Estado”, describió el gobernador. “Los más de siete mil jóvenes incluidos en el programa Nueva Oportunidad en las ciudades más grandes de la provincia, el desarrollo del Plan Abre y del Plan Abre Familia en más de cincuenta barrios de las mismas ciudades, el desarrollo del programa Vuelvo a Estudiar y otras acciones del gobierno provincial dan cuenta del avance que hemos podido concretar en materia de contención social de los jóvenes”.

“Combatir el narcotráfico es una responsabilidad primaria, de acuerdo a lo que establece la legislación vigente, del gobierno nacional y de la justicia federal. Pero todos sabemos que más allá de las intenciones y de los intentos, el esfuerzo es absolutamente insuficiente”, sostuvo y agregó que “cada vez que queremos avanzar en cuestiones de narcotráfico, cada vez que queremos avanzar sobre organizaciones cuya principal tarea, cuyo principal insumo, es el negocio del narcotráfico, nos encontramos con una barrera. Que es la dificultad de la justicia federal para avanzar en los procesos de investigación, para desmembrar y desarticular estos grupos y su expresión más visible, que es la venta de drogas al menudeo en los barrios. Falta de estructura, falta de equipos, de tecnología, de infraestructura técnica, lo que fuere, pero los resultados están a la vista, no alcanza”.

“Por lo tanto, como hombres y mujeres de Estado debemos asumir la responsabilidad frente a nuestros vecinos, frente a los ciudadanos. No podemos tirar la pelota para otro lado porque la tenemos en nuestro campo. Por eso creo que ha llegado el momento de habilitar a la Justicia Provincial, al Ministerio Público de la Acusación y a los jueces de la provincia de Santa Fe para poder investigar y perseguir penalmente a quienes trafican drogas en el escalón que habitualmente llamamos narcomenudeo. O sea, quienes distribuyen a los consumidores finales”, indicó Lifschitz.

Tarifas de servicios públicos

“Comparto el diagnóstico que hace el Gobierno Nacional: veníamos de un sistema de tarifas de servicios públicos totalmente distorsionado, con un régimen de subsidios absolutamente irracional, que beneficiaba por igual a sectores populares y a sectores de altos ingresos, que además discriminaba al interior. Esto había que corregirlo, y creo que la idea de ir actualizando progresivamente las tarifas, es una decisión correcta”, analizó el gobernador durante otro de los pasajes del discurso que ofreció en la Legislatura.

Sin embargo, también consideró que “esta medida, no puede ser dispuesta y ejecutada de manera aislada, como si no tuviera nada que ver el costo de las tarifas con la inflación, con el crecimiento, con la desigualdad, con la pobreza y con la calidad de vida de los argentinos. Como si fuera un tema técnico, absolutamente desprovisto de implicancias sociales y económicas”.

“Este es un tema en el que no tenemos que jugar a la política. Tampoco es un tema para avivadas. Este es un tema para trabajarlo con seriedad. Con responsabilidad, no rasgarnos las vestiduras de manera hipócrita. No engañar a los ciudadanos, no decirles una cosa por otra”, afirmó.

Lifschitz adelantó, en ese sentido, que “en los próximos días vamos a constituir una Comisión Técnica integrada por especialistas de las Universidades Públicas, de las organizaciones de la producción y del Sindicato de Trabajadores para hacer un análisis de la estructura de costos de la EPE y proponer modificaciones que impacten positivamente sobre la tarifa. La financiación del plan de obras de la Empresa con recursos extrapresupuestarios también permitirá reducir en el corto y mediano plazo esos valores”.

No hay comentarios

Deje un comentario